Instrucciones de cuidado 

De esta manera, su moda de baño MARYAN MEHLHORN conservará su belleza durante más tiempo 

Lavado

El cloro, el sudor y los minerales son enemigos agresivos de las finas fibras de elastano. Por eso, cada vez que se ponga su modelo de baño, después deberá lavarlo brevemente con detergente para prendas delicadas y aclararlo con agua. De este modo, conservará la elasticidad y la adaptación sin arrugas. O, de vez en cuando, lávelo con el programa para prendas delicadas de su lavadora, en un saco para lencería. No centrifugue los modelos con aros.

Secado

Es casi un pecado dejar la moda de baño de alta calidad mojada y hecha una bola, por no decir si está en una bolsa de plástico. Los modelos de elastano se secan muy rápido y lo mejor es secarlos al aire, en la sombra. El sol fuerte y el contacto con la calefacción resquebrajan las fibras. ¡La secadora también debería ser un tabú!

Crema para el sol

La protección solar es indispensable con nuestra peligrosa radiación UV. Dése crema antes de ponerse su traje de baño y deje que la crema de protección solar actúe como mínimo durante 20 minutos (recomendación de los expertos en cosmética). Si quiere volver a ponerse crema mientras toma el sol, evite el contacto entre la crema y el traje de baño en la medida de lo posible. No sólo se manchará, sino que las sustancias cosméticas también son agresivas.

Mantener la forma

Si se tratan cuidadosamente, los modelos de elastano poseen una elevada estabilidad de la forma. No obstante, las populares toberas de masaje de las piscinas de hidromasaje y los parques acuáticos son "veneno" para su traje de baño. En el caso de una utilización prolongada, la elevada presión del agua agrede las fibras y los colores. Perderá fuerza de retorno, su solidez y su perfecta adaptación.
Las superficies ásperas, p. ej. las rocas, pueden provocar daños al sentarse encima.